Caso clínico - cojera complicada

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Hola a todos,

A continuación os presentamos un caso de cojera complicada que ya hemos revisado varias veces.

Se trata de una vaca raza Holstein Friesian de pocos partos, bastante lechera, según el dueño: en la tercera revisión, a pesar de su estado, él contaba con mantenerla en el rebaño porque estaba produciendo unos 36 litros al día.

A continuación os presentamos unas fotos de su estado actual.

2016.06.06 - Korta crónica (2)

2016.06.06 - Korta crónica (1) 2016.06.06 - Korta crónica (6)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lleva con cojera en la extremidad posterior derecha desde hace unos 5 meses. Es un caso en el que no se avisó al equipo ANKA a tiempo y, para cuando se le atendió por primera vez, ya tenía un aspecto parecido al de las fotos.

En las dos primeras curas se le colocó un taco ortopédico para liberar la pezuña externa de toda la presión posible y se retiró el casco suelto que había en la suela y talón.

En la tercera visita, la condición corporal del animal era muy baja, tanto como para no valorar realizar una amputación de pezuña. Diagnosticamos el caso como un absceso retroarticular. Durante el examen vimos que presentaba dos fístulas. Siguiendo su recorrido hicimos un segundo orificio a cada una y colocamos un drenaje en cada una:

  • Limpiamos con agua oxigenada y yodo
  • utilizamos un estilete abotonado para seguir el recorrido de un orificio a otro
  • para el drenaje, usamos el catéter (la goma) que viene en las palomillas para infusiones
  • dejamos instrucciones para que cada día giraran un poco los drenajes, durante el ordeño del animal
  • recomendamos que le pusieran tratamiento parenteral (antibiótico y antiinflamatorio)

Al cabo de dos semanas el ganadero nos volvió a llamar para revisarla. El animal había perdido los drenajes, pero tenía mejor aspecto general y el vaquero nos comentó que comía más y seguía dando bastante leche (para su estado).

Con lo cual, teníamos cuatro posibles tratamientos:

  • Amputar
  • Infusión antibiótica (según protocolo de Varasano V., Mortellaro C.M. y col. Presentado en el 18 Simposium y 10 Congreso Mundial de Cojeras en Rumiantes, Valdivia 2015)
  • Colocar drenajes de nuevo
  • Limpiar lesión dejar como está. Al cabo de unos días revisar lesión y si hace falta retirar el taco por posible sobrecarga.

¿Cuál es vuestra opinión?, ¿qué opción escogeríais?

Nosotros, basándonos en su locomoción (grado 3-4 sobre 5), hemos optado por limpiar bien con agua oxigenada y yodo a través de los orificios el absceso y hemos propuesto una serie de revisiones al ganadero, ya que se trata de un caso crónico, muy avanzado y, parece, el animal ya ha creado tolerancia a la lesión de la pezuña.

Una amputación hubiera supuesto mucho estrés al animal tras la intervención, el pronóstico hubiera sido dudoso (por ser tan crónica la lesión). Los drenajes le han funcionado bien una vez, pero el dueño prefiere no repetirlo, según él es más engorroso. La infusión antibiótica, al ser un caso crónico, probablemente no hubiera sido efectiva (está descrita para casos agudos).

Consultamos nuestra decisión con Loris de Vecchis, experto en cirugías podales y, en su opinión, parece que las estructuras profundas están dañadas con lo que la inflamación no desaparecería completamente. La infusión de antibiótico no solucionaría el caso. Sin embargo, revisiones y curas periódicas hasta cerrar las úlceras y fístulas supondran una mejora en la locomoción del animal, siempre controlando el estado del taco ortopédico, para que no empeore la situación.

Os mantendremos informados de cómo evoluciona.

 

Leave a Comment